Integración de niños/as con problemas de marginación

El tema genérico de la marginación no necesariamente corresponde a la sección de psicología si bien tiene consecuencias psicológicas importantes en los individuos que la viven. Se nos plantea de abordar el tema, y ​​lo haremos desde una óptica general y no desde una serie de matices, que quizá sí que tienen con el problema, pero que se encuentran en la bibliografía más especializada y específica.

En este apartado trataremos el tema de la marginación desde una vertiente que afecta al ámbito del tiempo libre; no lo haremos como una visión retrospectiva y analizando las causas de la misma. Describiremos conductas, actitudes y situaciones que pueden favorecer la aparición de la exclusión y plantearemos las bases para una intervención educativa.

FACTORES QUE FAVORECEN LA APARICIÓN DE SITUACIÓN DE EXCLUSIÓN

Para intentar de solucionar cualquier problema, lo primero que debemos tener claro son las causas que lo provocan y los factores que lo pueden influir. Sólo con un análisis que sea completa y realista de la situación podremos establecer unos criterios de intervención adecuados para cada caso.

Es por ello que a continuación enumeramos una serie de factores que pueden estar presentes en situaciones de exclusión.

La marginación se puede dar a dos niveles, dependiendo de si afecta a uno o más individuos:

  • grupal;
  • individual.

De exclusión y marginación podemos encontrar en todos los sectores poblacionales de la sociedad y en diferentes tipos de familias, entre las que podemos citar:

  • familias desestructuradas;
  • con capacidad económica;
  • familias con capacidades afectivas;
  • sobreprotectoras (falta de recursos para enfrentarse a situaciones).

MARGINACIÓN EN UN GRUPO

A nivel intragupal, podemos encontrar conductas, actitudes y situaciones que favorecen la exclusión de uno o más individuos en concreto y que tendrían en común que son características del individuo y que no son aceptadas, o incluso rechazadas por el resto del grupo, entre las que destacan:

  • Psíquicas;
  • Físicas;
  • Edad;
  • Religión;
  • Sexo;
  • Raza;
  • Falta de habilidades sociales;
  • falta de puntos de unión con el grupo.

Además de características individuales, también pueden ser fuentes de exclusión situaciones nuevas que se dan en un grupo y que, en principio, no tienen nada que ver con características personales sino, que están más relacionadas con determinadas dinámicas grupales. Estas situaciones pueden ser:

  • la entrada de una persona en un grupo ya consolidado;
  • cuando el líder ve amenazado su rol por parte de algún miembro del grupo;
  • la existencia de coaliciones miembros del grupo que fomentan la exclusión de otros miembros.

A veces sin embargo, no tenemos que buscar las causas de la exclusión en terceras personas sino en la propia persona excluida, ya que es ella la que ha decidido no participar del grupo bajo su propio criterio. Esto se puede explicar por:

  • falta de motivación. No se encuentran bien y no hacen ningún esfuerzo para encontrarse;
  • no están a gusto con el grupo de edad que le corresponde.
niño marginado
Exclusión individual
MARGINACIÓN ENTRE GRUPOS

Cuando la exclusión se da a nivel de dos o más grupos, podemos hablar de exclusión intergrupal. Estos conflictos se pueden crear a partir de los mismos factores que son potencialmente excluyentes para un individuo respecto al grupo y que también se pueden encontrar a nivel intergrupal. Pero además influyen otros tipos de factores como:

  • rivalidad entre grupos;
  • rivalidades familiares que trascienden al grupo de jóvenes.
Marginación grupal
Exclusión grupal
EXCLUSIONES TEMPORALES

Vendrían dadas cuando se propone una actividad donde algún miembro del grupo podía poner en evidencia alguna carencia personal. La reacción que se da es de rechazo hacia la actividad de forma pasiva, no participando o bien de forma activa, impidiendo el funcionamiento normal de la actividad.


PLANTEAMIENTOS PARA LA INTERVENCIÓN

Para intervenir en situaciones de riesgo es fundamental conocer el conflicto. Para conocerlo, primero debe haber un paso por parte del monitor/a, de reconocer que la intervención que él/ella está llevando a cabo no conduce allí donde quisiera llegar, ya que quedan excluidas variables que no controla.

Hay que plantearse si el monitor o monitora es capaz de afrontar una situación de este tipo, hay que ver si tiene las suficientes herramientas a su alcance como para afrontar esa situación de una manera eficaz. Cuando el grupo está delante, nos planteamos diferentes vías de actuación; y aquí sí que la psicología nos sirve de herramienta fundamental, ya que a través de ella podemos situar el niño y el grupo con el que trabajamos.

El monitor o monitora debe ser consciente de la importancia de su rol y más cuando se plantean situaciones conflictivas. Su posicionamiento será clave a la hora de encontrar la solución más adecuada. Dependiendo de la lectura que haga el monitor hará un tipo de intervención u otra, y esto aclarará el posicionamiento tomado.

trabajar la marginación

Si en situaciones normalizadas ya es importante mantener una coherencia, en una situación donde se dan actitudes y conductas excluyentes esta coherencia es aún más decisiva porque en estas situaciones se necesitan unos referentes muy claros y definidos.

La observación que se haga del niño, el conocimiento que tengamos de él, del análisis de la situación y del momento en el que está el grupo, determinarán el tipo de intervención educativa que hacemos. Y del niño hay que conocer sus características psicológicas, sociológicas, familiares, ambientales (barrio, pueblo …), para poder entenderlo mejor y encontrar unas líneas educativas que sean las más precisas posibles.


Fuente: "Per educar en l'esplai"
Etiquetas:

Ilias Hajani

Ex monitor de Ocio y tiempo libre del Centro de Esplai Lluís Maria Chanut (Badalona). Los 7 años de mi experiencia como monitor de tiempo libre me han animado a abrir esta página para recordar los viejos tiempo y ayudar en lo que haga falta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.