Pedir perdón y saber perdonar

pedir perdón

Si hablamos con nuestros niños/as y jóvenes sobre la palabra perdón, muy pocos pueden saber explicarnos la razón exacta que impulsa nuestra mente a pedir perdón o nuestro corazón a saber perdonar. De hecho ¿somos capaces de perdonar de corazón? o ¿pensar en como o cuando decirlo?

El perdón es un tema importante que tenemos que reflexionar con nuestros niños/as, y sobre todo con los jóvenes e incluso mayores, ya que es la edad adecuada para concienciarlos sobre la importancia de este acto. Y mucho mejor si lo hacemos con una actividad de reflexión, ¿que os parece?

saber perdonar

Recuerdo que un día quise trabajar esta actividad con jóvenes de entre 13 a 18 años y lo primero que hice es preguntarles sobre que es para ellos el perdón. la primera respuesta que tuve es de una chica diciéndome que «el perdón es una canción de Nicky Jam» Fue gracioso, lo reconozco, pero esta chica me ayudó a empezar el debate.

Después de risas entre compañeros, cada uno empezó a abrirse y decir frases tales como, «el perdón es un acto noble» , «yo no pido perdón» , «nadie me pide perdón» etc.

Mientras debatían, yo escuchaba sus reflexiones mientras preparaba el material necesario para hacerles «temblar».

Estuvimos así como unos 5 minutos, hasta que les dije que les voy a hacer una actividad aburrida pero solo la puede disfrutar quien sienta que no lo es. Con eso capte su atención, les dije que se pongan cómodos y empezamos a realizarla.


Pedir perdón y saber perdonar

A tener en cuenta: Usaremos textos religiosos para tratar el tema del perdón, pero sin profundizar ni reclamar a los niños a ser de ninguna religión, tienen que estar cómodos leyendo un texto de la biblia/Quran/Torah… sin sentirse juzgados por ser de una religión o otra o incluso ninguna. Por lo tanto, no nos desviemos de nuestro objetivo de la actividad.

Número de participantes
Participantes a partir de 13 años.
Menos de 20 personas.

Espacio
Un aula, o sala grande.

Material
Carteles con las indicaciones, papel de embalar Proyector+Ordenador, Hojas de colores y bolígrafos

Tiempo aproximado
1h y 30minutos

Objetivos generales

  • Valorar la importancia de pedir perdón.
  • Profundizar en el beneficio de ser tolerante.
  • Utilizar textos religiosos como herramienta para reflexionar.

Descripción de la actividad

Dinámica para ayudar a los monitores y monitoras a tratar temas importantes como lo que es pedir perdón y saber perdonar. Permite también, ser consciente de la diferencia que nos separa por no saber pedir perdón en el momento adecuado.

Introducción

Para comenzar, leeremos el siguiente texto bíblico:

También habéis oído que antes se dijo: «Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo» Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, pues él hace que su sol salga sobre malos y buenos, y envía la lluvia sobre justos e injustos. Porque si amáis solamente a quienes os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¡Hasta los que cobran impuestos para Romaf se portan así! Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¡ Hasta los paganos se portan así! Vosotros, pues, sed perfectos, como vuestro Padre que está en el cielo es perfecto.

Mateo 5:43-48

Para acompañar este texto pondremos música relajante y al finalizar la lectura, el monitor o la monitora leerá el siguiente texto:

El perdón, clave de las nuevas relaciones. Cierto que la palabra perdón corre el peligro de evocar imágenes que desfiguran su sentido y empobrecen el acto de Jesús, a quien perdonó a sus verdugos. El perdón no es el olvido, el querer cerrar los ojos como si no hubiera pasado nada; el perdón no es la indiferencia: cada uno hace lo que quiere, porque no hay ningún vínculo; y tampoco es la ingenuidad: siempre dispuesta a creer todo, decir que no tiene importancia, que no volverá a pasar …El perdón es un acto arriesgado y es un acto de libertad: El que perdona no se deja dominar por el mal que trama su adversario; no cura la calumnia con la calumnia, la difamación con la difamación, el asesinato con el asesinato. Crea una relación diferente: UNA INVITACIÓN PARA QUE EL MAL NO TENGA LA ULTIMA PALABRA.

El perdón es un acto creador, porque si a la violencia se responde con violencia, no hay historia que sea humana. Se necesita la fuerza del Espíritu para perdonar de corazón, pero si perdono, soy libre, porque amo y no me dejo llevar por el instinto de responder a la violencia con la violencia, y entonces creo un nuevo tipo de relaciones, hago posible la historia. Dios resucitó a Jesús, el que había perdonado sus verdugos.

Sin llegar a los casos de los crímenes abominables que leemos en los periódicos, cometidos en nombre de Dios, nuestra «modesta experiencia» en estas vivencias de perdonar o ser perdonados, nos dice una verdad como olmo: cuando perdonamos nos liberamos y liberamos la otra persona. Le ofrecemos una salida a un mundo cerrado.

Desarrollo

Los chicos y chicas harán pequeños grupos en función de unos carteles que estarán distribuidos por la sala

Los carteles contienen lo siguiente:

  • Aquí no se pueden poner las personas altas.
  • Y aquí no se pueden poner las personas que tienen menos de 17 años.
  • Aquí no se pueden poner las personas que tienen gafas.
  • Y aquí no se pueden poner personas que llevan bambas.
  • Aquí no se pueden poner las personas que tienen pelo corto.
  • Y aquí no se pueden poner personas con pendientes.
  • Aquí no se pueden poner personas que llevan pantalón corto.

En cada grupo, solamente se pueden poner tres personas. Solamente dispondrán de 7 minutos para distribuirse según los carteles. La regla es que nadie puede quedarse sin grupo (obvio).

Seguidamente, trabajaremos el texto bíblico a partir de las siguientes preguntas:

Dicen que «Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo» , pero Jesús dice: «Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen» .

¿Creéis que tiene razón?

En este sentido, ¿Creéis que es importante saber perdonar a los otros? ¿Es fácil?

En vuestras vidas, ¿quiénes son vuestros «enemigos»? ¿Puede ser un compañero de clase que no te cae bien? ¿O una profesora o profesor muy exigente? ¿O alguno de tu familia que no siempre te ha tratado como querías?

¿Cómo puedes querer al «enemigo»?

Los chicos y chicas intentarán debatir estas preguntas y escribir cada respuesta en un papel diferente, que luego lo tendrán que colgar en un papel de embalar enganchado en un lugar de la sala.

Finalmente, pondremos en común las respuestas y pasaremos a cerrar la actividad.

Cierre

Cerramos la actividad mirando el siguiente cortometraje, con una pequeña reflexión sobre el vídeo y entendiendo así los beneficios de ser tolerante.

Corto sobre el valor del Perdón

Evaluación

  • ¿Los chicos/as han entendido la actividad?
  • ¿Algún chico/a se ha sentido ofendido religiosamente?
  • ¿Han entendido la importancia del perdón?

Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar

Mahatma Gandhi
Etiquetas:

Ilias Hajani

Ex monitor de Ocio y tiempo libre del Centro de Esplai Lluís Maria Chanut (Badalona). Los 7 años de mi experiencia como monitor de tiempo libre me han animado a abrir esta página para recordar los viejos tiempo y ayudar en lo que haga falta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.